NASP Home Page NASP Career Center NASP Member Services
NASP > NASP Center > En Español

Pruebas psicológicas

Psychological Tests

Información para los padres

Adaptado por Andrea Canter, Ph.D., NCSP, (Escuelas de Minneapolis) del libro "Resuelva los problemas escolares de sus niños", (Harper Perenniel)

Introducción

Cuando un niño es derivado o referido para una "evaluación psicológica", sus padres pueden sentirse molestos, confundidos o preocupados.  Es importante recordar que ser derivado o referido a un psicólogo significa solamente que usted o los maestros de su niño necesitan más información para poderlo ayudar a obtener éxito en la casa o la escuela.  Si su niño es derivado o referido a un psicólogo para ser evaluado en la escuela, usted tendrá que dar permiso antes de que se administre cualquier prueba.  Es importante que los padres entiendan el por qué de las pruebas, qué áreas de aprendizaje y desarrollo serán evaluadas, qué tipos de pruebas serán administradas y por quién, y cómo serán utilizados los resultados para ayudar a su niño. Usted podría ser invitado por la escuela a una reunión para discutir la derivación o referido o podría solicitar una reunión con el maestro, psicólogo escolar u otro miembro del personal escolar.  Usted y su hijo sacarán más provecho de la prueba si están bien informados y confían en los profesionales que los asisten.

Los padres a veces se preocupan de que sus hijos reaccionen a ser evaluados negativamente o con temor.  Si usted se siente cómodo con el plan de evaluación, podrá brindarle confianza y apoyo a su niño.  La mayoría de los niños disfrutan la atención individual que reciben durante las pruebas, y muchos encuentran las tareas divertidas e interesantes.  Los niños que son cautelosos y temerosos de situaciones nuevas tendrán mejores resultados si tienen la oportunidad de conocer al psicólogo antes de las pruebas formales, y si tienen la oportunidad de discutir las razones por las cuales se requieren las mismas y qué se espera de ellos.  Los niños necesitan comprender que sus padres y maestros esperan que ellos "hagan lo mejor que puedan" y que no hay manera de que "fracasen" en estas pruebas.

¿Qué clase de pruebas serán administradas a mi niño?

Una evaluación psicológica apropiada utiliza varios métodos para obtener información acerca de su niño, en lugar de confiar en una sola prueba o solamente en las pruebas.  Los procedimientos pueden incluir observaciones en el salón, información obtenida del maestro, de los padres o los expedientes escolares o de salud, así como otras pruebas específicas.  Generalmente, las pruebas se clasifican de la siguiente manera:

1.  Pruebas de selección versus pruebas de diagnóstico:  Las pruebas de selección son breves y ayudan a proporcionar una visión general de las destrezas o comportamientos del estudiante, pero no proporcionan información profunda.  Éstas se utilizan para determinar si pruebas adicionales son necesarias en un área en particular.  Las pruebas de diagnóstico son más extensas y proporcionan información detallada sobre un área específica, tal como la inteligencia o problemas de lectura o de comportamiento.  Se utilizan para determinar específicamente el nivel de aprendizaje de su niño, en qué áreas tiene dificultad y qué instrucción o apoyo adicional es necesario para ayudarlo.

2. Pruebas basadas en normas versus pruebas basadas en criterios: Las pruebas basadas en normas comparan a su niño con otros niños de su misma edad o grado, usualmente a un nivel nacional o regional.  Los resultados indican cuan por encima o por debajo del "promedio" está funcionando su niño en relación a una destreza específica o a un área de comportamiento.  La mayoría de las pruebas basadas en normas utilizadas por los psicólogos son "estandarizadas", o sea, han sido desarrolladas comercialmente utilizando un gran número de niños.  Además, han sido administradas y corregidas de una manera estándar para asegurar la consistencia de los resultados.  La "norma" (punto de referencia) está basada en la población de estudiantes utilizados por el que publica la prueba, para desarrollar la misma y poder determinar el nivel de aprovechamiento de un niño típico.  Las pruebas basadas en criterios comparan las habilidades de su niño con un nivel específico de aprovechamiento.  Éstas miden lo que ha sido aprendido.  Por ejemplo, al evaluar las destrezas de matemáticas, una prueba basada en criterios podría identificar cuántas operaciones básicas de matemáticas del 1 al 10 ha aprendido su niño.  Hay disponibles muchas pruebas basadas en criterios, pero usualmente los maestros y otros profesionales desarrollan tales exámenes basándose en los materiales que utilizan para el aprendizaje en el salón de clases.

¿Qué pruebas le tomará el psicólogo a mi niño?

Los psicólogos utilizan una variedad de pruebas que son frecuentemente de diagnóstico y que pueden ser basadas en normas o basadas en criterios.  Las pruebas psicológicas más comunes son:

.  Pruebas de inteligencia:  Llamadas popularmente pruebas de "I.Q." (C.I., cociente intelectual), son basadas en normas y estandarizadas, y sirven como instrumentos de diagnóstico que miden en general los rasgos que predicen el éxito académico.  Existen muchas teorías y definiciones diferentes sobre la "inteligencia", pero las pruebas utilizadas comúnmente por los psicólogos en las escuelas y clínicas proporcionan una puntuación o un promedio general de la "habilidad" para aprender lo que usualmente se enseña en la escuela.  A menudo, estas pruebas incluyen una combinación de tareas "verbales" (basadas en lenguaje), como vocabulario e información general y tareas no verbales, tales como resolver rompecabezas y copiar patrones.  Las pruebas de inteligencia son un tanto controvertidas ya que individuos de minorías étnicas y lingüísticas tienden a obtener puntuaciones más bajas que aquellos individuos anglo-sajones de clase media.  Se ha encontrado que usualmente las personas pertenecientes a grupos minoritarios étnicos o lingüísticos no han sido representados adecuadamente en las poblaciones utilizadas por los que hacen las publicaciones para establecer las normas de las pruebas.  Por ende, los resultados deben ser interpretados cuidadosamente.  Las pruebas utilizadas comúnmente incluyen:  Wechsler Intelligence Scale for Children (Tercera Edición), Cognitive Assessment System, Kaufman Assessment Battery for Children, Stanford-Binet Intelligence Scale (Cuarta Edición), Differential Ability Scales y Woodcock-Johnson Psychoeducational Battery.  Las pruebas mencionadas anteriormente están disponibles en el idioma inglés.  Algunas en español son: Escala de Inteligencia Wechsler para Niños-Revisada en Puerto Rico, Escala de Inteligencia Wechsler para Niños-Revisada en México y la Batería R,  y Woodcock-Muñoz Pruebas de Habildad Cognoscitiva-Revisada.  También existen pruebas no-verbales que pueden ser útiles en la evaluación de niños latinos que no hablan inglés.  Algunas de éstas son Universal Non-Verbal Intelligence Test, Test of Non-Verbal Intelligence y el Naglieri Non-Verbal Abilities Test. 

. Pruebas de aprovechamiento académico:  Estas pruebas, tanto las basadas en normas como en criterios, miden destrezas académicas básicas e información adquirida a través de la instrucción.  Las evaluaciones psicológicas consideran las destrezas específicas necesarias para la lectura, matemáticas y las artes del lenguaje escrito, para identificar el área donde se debe proporcionar o modificar la instrucción.  Las pruebas de aprovechamiento académico que más se utilizan son: Kaufman Test of Educational Achievement, Key Math y Peabody Individual Achievement Test.  También existen pruebas de aprovechamiento escolar que han sido traducidas al español.  La de mayor uso es la Batería-R, o la Prueba de Aprovechamiento Woodcock-Muñoz-Revisada.

. Inventarios de comportamiento:  Éstos son usualmente listas de cotejo o escalas de evaluación que son completadas por el niño acerca de sus sentimientos o comportamiento, o por algún familiar adulto (padre o maestro) que haya observado la conducta del niño en situaciones diferentes.  Algunas de estas escalas de clasificación han sido basadas en normas y estandarizadas, mientras que otras se basan en criterios e identifican preocupaciones "críticas", o sirven para determinar la necesidad de administrar pruebas adicionales.  Estos instrumentos pueden demostrar cómo se percibe la conducta de un niño en situaciones diversas por diferentes personas, o cómo un niño percibe su propia conducta al compararlo con las percepciones de otros. Aunque estos procedimientos pueden proveer información muy valiosa, también tienen algunas desventajas.  Los resultados serán únicamente certeros y precisos si el niño o el adulto es capaz de responder honestamente a las preguntas; puede resultar ambiguo si diferentes individuos evalúan la conducta del mismo niño de manera diferente.  Las pruebas que más se utilizan son:  Behavior Assessment System for Children (BASC) y Child Behavior Checklist.  Estas dos listas de cotejo han sido traducidas al español y están disponibles en el mercado.  Existe también en español otro inventarios de comportamiento, lamado el Inventario de Conducta-Escolar y Preescolar el  cual fue estandardizado en Puerto Rico. 

. Pruebas de personalidad: Las pruebas que miden los rasgos de personalidad y el ajuste emocional incluyen los cuestionarios directos y los procedimientos más subjetivos de naturaleza "proyectiva".  Los cuestionarios y las entrevistas de diagnóstico requieren preguntarle directamente a los niños acerca de sus sentimientos en situaciones específicas, sus miedos, preocupaciones, etc.  Las pruebas proyectivas incluyen una variedad de procedimientos que evalúan indirectamente los sentimientos y las características de personalidad, proporcionándoles al niño situaciones ambiguas o vagas, ilustraciones, historias, etc.  Las respuestas se consideran indicadores de los rasgos de personalidad, miedos, ansiedades y momentos de estrés en la vida.  Los dibujos realizados por el niño también pueden ser utilizados de esta manera.  La interpretación de las pruebas proyectivas es aún más subjetiva que la interpretación de preguntas directas y que los inventarios de comportamiento.  Algunas de las pruebas de personalidad que más se utilizan incluyen: Minnesota Multiphasic Inventory-Adolescent Form (MMPI-A) y entre las proyectivas están Rorschach (manchas de tinta) y la Prueba de Aperción Temática (TAT) por sus siglas en inglés.  Las últimas dos pruebas pueden ser administradas en español, si el que toma la prueba habla ese idioma.

Traducido y adaptado de A. Canter & S. Carroll, (Eds.), Helping Children at Home and School: Handouts From Your School Psychologist. (1998). Bethesda, MD: NASP, pp. 85-86.